nuestro ideario

"Las ideas y convicciones profundas de las personas que integran cualquier grupo humano, una empresa, un partido político, una escuela o una universidad, marcan y condicionan necesariamente todas las actividades del mismo, su convivencia diaria y su huella en la sociedad".

Ideario de la UFV:

QUEREMOS SER BUSCADORES DE LA VERDAD
SALIENDO AL ENCUENTRO DE LAS
"NUEVAS POBREZAS",
DESDE Y HACIA EL PLURALISMO AUTÉNTICO,
CREANDO ASÍ UNA VERDADERA COMUNIDAD UNIVERSITARIA
DE UNIVERSITARIOS LIBRES
Y CON CONCIENCIA CRÍTICA.

Queremos ser buscadores de la verdad...

Creemos que la verdad existe, que se puede conocer y que es misión irrenunciable de la universidad –y sobre todo del universitario– buscarla.

Ser universitario es querer conocer lo que las cosas son, es querer conocer la verdad. Es profundizar en el conocimiento de la realidad desde una disciplina concreta, pero con la intención y la esperanza de lograr, desde ella, una comprensión global del Hombre, del mundo y de la relación de ambos con lo trascendente. ¿Quién soy, de dónde vengo, a dónde voy? ¿Qué tipo de persona quiero ser en la vida? ¿Por qué y para qué me levanto todas las mañanas?

La Universidad Francisco de Vitoria quiere provocar que sus alumnos se hagan estas preguntas, quiere suscitar en ellos inquietud por encontrar sus propias respuestas, quiere darles las herramientas intelectuales y prácticas para hacerlo.
 

... saliendo al encuentro de las "nuevas pobrezas"...

Porque nuestras sociedades se enfrentan a una pobreza cultural a veces difícil de concretar y de vencer. Hemos alcanzado un nivel de bienestar material sin precedentes en la historia y, sin embargo, nos encontramos también con los mayores niveles de desesperación.

La causa está en la profunda falta de sentido que muchas veces agobia al Hombre contemporáneo: en poseer sin saber para qué, en correr sin saber hacia dónde e, incluso, a veces en huir sin saber de qué.

Frente a esta nueva pobreza del mundo desarrollado, la Universidad Francisco de Vitoria quiere ponerse al servicio del conocimiento completo, de la búsqueda de sentido, por medio de los valores del humanismo cristiano, pues en el Evangelio se encuentra la clave que permite al hombre descubrir su profunda dignidad y la grandeza de su vocación.


... desde y hacia el pluralismo auténtico...

Todos tienen, por supuesto, cabida en este proyecto universitario, todos son bienvenidos. Para participar en esta Comunidad Universitaria no hace falta más que pasión por conocer, apertura a la búsqueda y, por supuesto, respeto a la identidad católica de la Universidad.

La fe no es un obstáculo para la búsqueda de la verdad, sino todo lo contrario. Una creencia religiosa que negara la razón no sería fe, sino fideísmo, sentimiento religioso irracional. No es ésta la fe cristiana, que en diálogo con la razón ha dado origen y ha fundamentado nuestra cultura occidental.

... creando así una verdadera comunidad universitaria...

Esta condición de comunidad ocupa un lugar importante en nuestro ideario, pues son las relaciones entre las personas que formamos la "familia Francisco de Vitoria" las que nos engrandecen y nos permiten lograr nuestros objetivos. Nada que sea realmente importante se puede lograr solo, y el avance en el conocimiento se da casi siempre dentro de una relación: del alumno con el profesor, entre alumnos, de todos ellos con el personal de administración y directivo.

El modelo de Hombre en que se basa nuestro ideario, el del humanismo cristiano, es el de un Hombre profundamente libre. Y es una libertad la suya fruto del conocimiento de la verdad, una libertad, por tanto, muy universitaria.

Para elegir libremente necesitamos motivos, razones, que nos hagan inclinarnos por una opción en vez de por la otra. Si no, nos estaremos dejando llevar por impulsos, por apetencias o por modas pasajeras. El Hombre necesita conocer la verdad para elegir libremente y necesita tener una misión en la vida para optar entre un camino u otro. Queremos que los universitarios que se formen en Francisco de Vitoria sean así de libres.

... y con conciencia crítica.

Frente a lo que se ha venido llamando el "pensamiento débil" de nuestra cultura, el universitario tiene la capacidad –y la obligación moral– de desarrollar una conciencia crítica sobre todo lo que le rodea. La búsqueda de la verdad y el conocimiento de la realidad le otorgan una libertad que no es una "libertad de", sino una "libertad para". Una libertad para plantear un debate serio, profundo y honesto en torno a las cuestiones principales que afectan al Hombre.

La Universidad Francisco de Vitoria tiene claro que debe participar en el debate público, aportando aquello que le es propio: un juicio claro y profundamente humano, fruto de la reflexión y basado en la realidad, que de una forma serena y respetuosa aporte la luz de la razón y del Evangelio a la sociedad.